1974 – Denis Law – Leyenda y verdugo del Manchester United (VIDEO)

Denis Law: Leyenda y verdugo del Manchester United (1974)

El escocés Denis Law era uno de los mejores delanteros de la década de los sesenta.

A los 20 años fichó por el Manchester City, que pagó 55.000 libras por él. Sus goles llamaron la atención del Torino italiano, que pagó 110.000 libras para llevarle al Calcio. Después de una temporada en el “Toro”, Law se cansó de recibir patadas en el duro catenaccio y regresó a las Islas para jugar en el otro equipo de Manchester.

El United abonó 115.000 libras por la promesa escocesa, donde compartiría delantera con dos socios de época, Bobby Charlton y George Best formando la conocida como The United Trinity. Superado el luto por el accidente aéreo de Múnich en 1958, Old Trafford estaba listo para ver el renacer de los diablos rojos. En el United Law encajó de maravilla. En su primera temporada anotó 23 goles y en la siguiente alcanzó los 30 a pesar de 2 sanciones que le hicieron perderse 2 meses de competición (una por agresión a un contrario y otra por insultos a un árbitro). Su malos modos en el césped no impidieron que esa misma temporada ganase el Balón de Oro de 1964.

Law permaneció en el United hasta la temporada 72-73. Los diablos rojos no le renovaron y el “The King” (como le llamaban los aficionados) decidió marcharse con 33 años al otro equipo de la ciudad.

La propuesta del Manchester City fue irrechazable para Law, que quería jugar su último año en activo para poder disputar el Mundial de Alemania 74 con Escocia. Con los citizens realizó una temporada más que aceptable (9 goles en 24 partidos). No sucedía lo mismo al otro lado de la ciudad, donde el Manchester United se vio inmerso en la lucha por la permanencia en las jornadas finales.

El día más triste de su carrera

Los caprichos del destino quisieron reservar el Derby de Manchester para la última jornada (27 de abril de 1974), con el United obligado a ganar y el City dispuesto a descender a su máximo rival. Law fue titular en el día más dramático de Old Trafford, que recibió con aplausos a su ex-leyenda antes del pitido inicial. Los aficionados del United no imaginaban lo que estaba a punto de suceder aquella tarde.

En el minuto 81 del partido el balón le cayó en el área a Denis Law, que remató de espaldas con un elegante taconazo que se adentró en la portería. Cuando el esférico besó las mallas, el silencio se apoderó del estadio. Los aficionados del United acababan de ver como una de sus leyendas mandaba a su equipo a segunda división. Con la misma tristeza reaccionó Law, que al ver que la pelota entraba, agachó la cabeza y se fue al centro del campo consolado por sus compañeros. Inmediatamente después solicitó el cambio y se retiró entre aplausos y abucheos. Acababa de marcar su gol 300, un gol que nunca quiso haber marcado y que puso final a una carrera brillante. Se despediría definitivamente en el Mundial 78 con la selección escocesa en un partido contra Zaire.

“Pocas veces me sentí tan deprimido en mi vida como lo hice ese día. Estuve 19 años dándolo todo en el campo, deseando marcar goles, y anoté el último justo cuando no quería hacerlo”, se lamentaba el ex-delantero escocés. Para su consuelo, una victoria del United no hubiera cambiado nada, ya que el triunfo del Birmingham ante el Norwich condenaba inexorablemente al United a los infiernos. En 2008 el Manchester United olvidó aquel gol y “perdonó” a Law con la construcción de una estatua en Old Trafford, en donde aparece junto a Best y Charlton.